Tarta fría de almendra, crema y fresas.

Hoy os traemos un tarta fría donde la almendra destaca como su ingrediente principal, por lo que la hace idónea para la época otoñal.
Recordemos que la almendra presenta vitaminas del grupo b, vitamina E, magnesio, fósforo, hierro y calcio, por lo que es un buen alimento para incorporar en nuestra alimentación.

  • Aclaraciones sobre la tarta:

La tarta no lleva azúcares añadidos salvo en la base donde incorporamos un toque de miel que podéis suprimir si buscáis un postre menos dulce. Además no lleva gluten (pues para la base utilizaremos almendras), ni leche animal (pues la crema la hacemos con leche de almendras). También podemos hacerla vegana sustituyendo los huevos por agar agar.

A nosotras lo que más nos gusta es el toque fresco y ligero que le dan las fresas de la cobertura y el toque cítrico del limón que contrastan con la base de almendra horneada.
Podéis utilizar un molde o moldear la base vosotros con las manos y después añadir la crema con ayuda de una espátula (como hicimos nosotras). Para que os hagáis una idea, las cantidades de los ingredientes están pensados para una tarta de aproximádamente 15cm de diámetro.

Después de estas aclaraciones ya podemos empezar con la receta:

  • Ingredientes:

Para la base:

  • 200 g almendras crudas.
  • Aceite de oliva.
  • 1 cucharada de postre de miel.
  • 1cucharada de postre de ralladura de limón.


Para la crema:

  • 300g leche de almendras.
  •  yemas de huevo.
  • 1 cucharada de postre de pasta de vainilla natural.
  • 37g harina de arroz.
  • 1 cucharada de postre de ralladura de limón.


Para la cobertura:

  • Fresas.
  • Elaboración:
    Trituramos las almendras y añadimos el aceite, la miel y la ralladura de limón y lo mezclamos. Una vez que lo veamos ya homogéneo lo colocamos en el molde (o lo moldeamos y le damos nosotros la forma de base redondeada).
    Batimos los huevos y después les añadimos el resto de ingredientes y volvemos a batir. Una vez tengamos la mezcla lista la calentamos a baño maría mientras la removemos con una espátula hasta que obtenga una consistencia cremosa.
    Después añadimos la crema sobre la base de almendra y lo introducimos en el horno a 100°C durante hasta que veamos que la almendra empieza a tostarse.
    Una vez que la base esté fría, lavamos y cortamos las fresas a la mitad y las colocamos sobre la crema.
    Por último metemos la tarta en la nevera por lo menos 2 o 3 horas y ya tenemos nuestra tarta lista.

Web full 57263387 a328 4d46 ab7a 3ed5f989fcce

¿Cuántos momentos de sonrisas acompañaréis con esta tarta tan deliciosa?🎂🎉😁😁

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información