Recuperación tras una operación parcial de meniscos en rodilla.

25/10/2018 | Pierna Rodilla Caminar Correr

En el artículo titulado “Lesión en los meniscos de rodilla hablábamos sobre los meniscos de rodillas, sus lesiones, medios para ayudar a prevenirlas y su tratamiento conservador. Sin embargo hay veces que para su correcta recuperación es necesario una cirugía.

Por lo general, la cirugía solo se recomienda a pacientes jóvenes deportistas que quieren seguir entrenando a alto nivel, o a todos aquellos con un dolor en su vida diaria que no cesa tras recibir un tratamiento conservador.

Tipo de operación:

Hay tres cirugías básicas para las lesiones de meniscos de rodilla:

  • Operación parcial de menisco
  • Operación total de menisco
  • Trasplante de menisco

Hoy vamos a centrarnos en la más común de las tres: la operación parcial de menisco.

Esta cirugía consiste en cortar o limar una parte (normalmente ya rota) de los meniscos (medial o externo) de una rodilla.

Rehabilitación:

Tras esta cirugía es muy importante una buena rehabilitación para que la rodilla se recupere lo mejor posible. Esta fase dependerá de varios factores: la edad del paciente, el grado de ruptura del menisco, etc

Es importante no apurar la recuperación, ni volver a la práctica deportiva previa antes de recuperarse para no producir daños en el cartílago. Por lo general, la recuperación de una operación parcial de menisco medial dura 3 semanas antes de volver a incorporarse la actividad deportiva normal y de un menisco externo será mayor, de unos 3 meses.

Recuperación:

Es importante acudir a un fisioterapeuta para que vaya guiando la rehabilitación y adaptándola a cada momento. A continuación os dejamos una recuperación general pero como ya hemos repetido varias veces, este tratamiento postquirúrgico dependerá de cada persona según su lesión:

  • Durante los dos primeros días:
    • Medidas antiinflamatorias: aplicaremos hielo (envuelto en un trapo) en la rodilla 10 minutos cada 2 o 3 horas.
    • Caminar con ayuda de muletas.
  • A partir del día 3 tras la operación:

Progresivamente:

    • Trabajo de la movilidad:
      • Empezaremos movilizando otras articulaciones cercanas (tobillo, pie y cadera) de manera activa y pasiva.
      • Realizaremos movilizaciones pasivas de cuádriceps.
      • Movilizaremos pasivamente y activamente si no hay dolor de la rodilla, siempre sin forzar.
    • Aumento de la fuerza:n empezaremos con isométricos de cuádriceps e iremos aumentando progresivamente.
    • Ejercicios en piscina para disminuir el peso y evitar el impacto.
  • A los 7 días:
    • Ejercicios de propiocepción, equilibrio y coordinación, primero en posición sentado y en unos días ir progresando a ejercicios de pie.
  • A los 20 días:
    • Empezaremos la reincorporación progresiva al deporte.

Web full img 2857


Complicaciones:

A veces pueden aparecer complicaciones que también deberán ser tratadas:

  • Dolor, inflamación, hematomas...
  • Infección, en cuyo caso es necesario acudir al médico para su tratamiento.
  • Complicaciones sistémicas producidos por la inmovilidad.
  • Disminución de la movilidad.
  • Necrosis femoral o tibial...

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información