Nuestra experiencia en la XV andaina tudense solidaria.

13/07/2018 | Pierna Galicia Caminar

El 12 de mayo acudimos a Tui para participar en la XV andaina tudense solidaria, una cita anual que intentamos no perdernos nunca.

Como es costumbre nos reunimos en el centro Interfederado junto al río Miño y con vistas a la fortaleza de la vecina Valença para realizar una ruta circular, en esta edición de 26km. Esta caminata tiene como objetivo llegar a la cumbre del monte Aloia y regresar al lugar de partida pero con un recorrido diferente cada año.

Empezamos la ruta al lado del río Miño hacia el puerto deportivo y seguimos la etapa del camino portugués que llega a Tui pero en sentido contrario. Disfrutamos del paseo entre campos de cultivo, prados, antiguos lavaderos y muros de piedra.

 

Al llegar a unos paneles informativos  sobre la senda del río Lagartón nos desviamos hacia la izquierda siguiendo las marcas verdes y blancas de la senda y nos introducimos en un bosque de alisos. Saltamos a otro sendero local de Tui que nos llevará a la “Pedra Santa”. Dice la leyenda que los niños de la zona tiraban pequeñas piedras al río pidiendo un deseo y al día siguiente las piedrecitas aparecían encima de esta gran piedra, ahora llamada piedra santa, indicando que se habían escuchado sus deseos y que pronto se cumplirían.

Después de dejar atrás el pueblo de Paredes cruzamos la carretera y un cartel nos indica el desvío para entrar en el parque natural del monte Aloia. La naturaleza empieza a inundar nuestro alrededor y pronto llegamos a una señal que nos indica que a la izquierda se encuentran los molinos de Paredes del regato Deique. Siguiendo su indicación  descubrimos los estrechos caminos que comunican los distintos molinos.

Después de cruzar el regato el camino se anchea y da paso a una gran subida que nos llevará a la cumbre del monte Aloia.

Por el medio descansamos junto a la ermita San Fins de Rebordáns y su área recreativa donde gracias al avituallamiento reponemos fuerzas para terminar la subida y llegar a la cumbre.

Arriba nos espera la Capilla de San Xiao, de 1713 construida sobre las ruinas de un templo románico, rodeada de un muro de

piedra dentro del cual encontramos también mesas con bancos y un cruceiro.

Descansamos en esta zona disfrutando de la combinación de piedra y naturaleza tan típica de nuestro paisaje gallego y pronto empezamos la bajada.

Llegamos al alto da Cabaciña donde caminando sobre las rocas disfrutamos de las vistas de Tui, Valença y los montes de la zona. Bajamos por unas escaleras de piedra que están al lado de este mirador.

Durante la bajada nos encontramos con varios lugares de interés.

Recorrimos la senda botánica del monte Aloia, junto al río Tabernas, y disfrutamos de un paisaje mágico donde los robles, alisos y abedules se mezclan con pozas, puentes de madera, escaleras de piedra y carteles informativos sobre la fauna y flora del monte.

Caminamos junto a una canalización denominada rego da pedra que se construyó para llevar agua a los campos del pueblo de Frinxo.

Hacia el final de nuestra andaina nos adentramos en la ruta de los molinos del río Tripes, río que nace en el alto de San Xiao. Cada vez que visitamos este lugar nos enamoramos de la belleza del lugar donde se juntan la piedra de los molinos, algunos construidos hace casi 200 años y  que aprovechan el agua del río para moler, con un bosque de robles, castaños, helechos… y el agua cristalina del río con sus cascadas.

Por últimos visitamos el casco antiguo de Tui recorriendo sus calles y rodeando su catedral. Esta última es la catedral de Santa María de Tui,  se encuentra en la zona más alta de la ciudad y es concatedral de la colegiata de Santa María de Vigo.

Volvemos siguiendo el río Miño al igual que al comienzo de la ruta pero en sentido contrario y de vuelta en el centro interfederado participamos en la carrera de aros que se celebra al terminar la andaina. Con esto rememoramos lo divertidos que eran los juegos tradicionales.

Web full img 20180512 152124 01

Ahora nos queda esperar al año que viene para volver a disfrutarla, ¿alguien más se unirá a esta fantástica andaina?

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información