Ligamento deltoideo del tobillo: prevención de lesiones.

23/05/2019 | Tobillo Prevención

El ligamento deltoideo del tobillo o ligamento lateral interno del tobillo se sitúa entre el maleolo interno de la tibia y los huesos del talón y tobillo.

Presenta 4 fascículos: dos internos (tibioescafoides o navicular y tibiocalcáneo) y dos externos (tibioastragalino anterior y tibioastragalino posterior).

Función.

La función del ligamento deltoideo del tobillo es la estabilización medial de la articulación, limitando el movimiento de eversión, y ayudar para realizar correctamente los movimientos del tobillo (flexión y extensión).

Lesiones.

Las lesiones del ligamento deltoideo del tobillo no son tan frecuentes como las de ligamento lateral externo pero no por ello son menos importantes. Las más frecuentes son la rotura y los esguinces de este ligamento, que suelen ir acompañados de otras lesiones como fractura del peroné, lesión de sindesmosis…

La causa de esta lesión es un movimiento de eversión y rotación externa del tobillo y como consecuencia suele aparecer dolor  ya en el momento de la lesión, tanto en la palpación como en la movilización del tobillo.

Prevención de lesiones.

La mejor manera de tratar una lesión es prevenir que esta ocurra, así que a continuación os proponemos unos ejercicios para prevenir lesiones del ligamento deltoideo del tobillo:

Web full screenshot 20190523 112237

  • Estiramientos:
    1. Sentados agarramos el tobillo con una mano y con la otra doblamos el pie hacia abajo y hacia el exterior manteniendo durante 20 segundos. Después doblamos el pie hacia abajo y hacia el interior durante otros 20 segundos, y por último lo doblamos hacia arriba y hacia el interior otras 20 segundos.
    2. Colocamos el pie que vamos a estirar con la punta apoyada en un banquito y con la rodilla doblada, al exhalar vamos a intentar llevar el talón hacia abajo para estirar el sóleo manteniendo durante 20 respiraciones. Si la zona de doblez del dorso del tobillo molesta o duele relajamos el estiramiento y repetimos sin forzar tanto. Después vamos a estirar la rodilla dejando una ligera flexión mínima y al exhalar volvemos a dejar caer el talón estirando  los gemelos
    3. Estiramiento de fascia plantar: De pie frente a una pared con la planta del pie (la parte de los dedos) pegada a la pared y el talón apoyado en el suelo. Mantener 20 segundos.

     

Web full screenshot 20190523 112225

  • Fortalecimiento:
  1. Ejercicio : sentado con la rodilla y el tobillo en 90 grados, con la cinta elástica tal y como aparece en la foto vamos a hacer movimientos del tobillo hacia arriba y hacia abajo (flexión dorsal y plantar).
  2. Ejercicio : desde la posición anterior realizaremos movimientos del tobillo hacia dentro.

 

Web full screenshot 20190523 112257

  • Propiocepción:
  1. Ejercicio : nos colocamos de pie, con apoyo monopodal sobre la pierna que vamos a entrenar. Mantenemos unos 30 segundos y después relajamos. Vamos a ir aumentando el tiempo poco a poco.
  2. Ejercicio : desde la misma posición que el ejercicio anterior vamos a ir dibujando números del 0 al 9 con la pierna que está en el aire. para aumentar la dificultad de estos ejercicios podemos realizar los con los ojos cerrados o colocando nos sobre una superficie inestable como un cojín.
  • Reeducar la marcha y/o gesto deportivo: en ocasiones esta lesión se provoca por una mala pisada o mal gesto deportivo por lo que es importante una reducción de estos para prevenir la lesión.

 

Aunque practiquemos una prevención de lesiones es normal que a veces aparezca alguna, pero seguro que serán menos frecuentes y probablemente menos graves así que, ¿te animas a incorporar estos ejercicios en tu rutina diaria?

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información