Higiene postural en las actividades domésticas.

24/08/2018 | Prevención Postura

Todos los días nos levantamos y vamos al trabajo o al colegio, después nos llevamos trabajo a casa y aprobechamos el tiempo que nos queda libre para disfrutar de nuestros hobbys favoritos: ir al gimnasio, leer, ir a la playa... Esto puede parecer un día de cualquier persona, pero la verdad es que falta una parte muy importante del día: las tareas del hogar.

Web full 1535048929282

Todos los días hay que cocinar, la ropa se ensucia y debemos labarla, barremos el suelo... y si nos paramos a pensarlo realizar estas tareas suponen gran parte del tiempo de la semana.

Las malas posturas, el uso de elementos inadecuados o su incorrecta utilización para la realización de actividades domésticas pueden provocar problemas físicos, que muchas veces se podrían evitar con un programa de higiene postural. Como siempre repetimos es muy importante prevenir para no tener lesiones y por ello hoy os traemos unas recomendaciones para realizar las actividades domésticas de la forma más saludable posible.

  • Trabajar en la cocina:

Colocaremos los utensilios de cocina que más pueda pesar a un nivel entre la cadera y el pecho y evitaremos colocar cosa abajo, pero si es inevitable nos agacharemos con las rodillas y nunca doblando la espalda.

 

Para fregar los platos lo haremos a la altura del ombligo moviendo siempre los brazos (con codos doblados 90º), y evitando rotar la espalda. Mantendremos la espalda recta y un pie sobre un banco (alternar un piecon el otro).

Web full 1535101970616

  • Agacharse para recoger un objeto:

Nos acercaremos todo lo posible al objeto, separaremos las piernas para umentar nuestra base de sustentación y doblaremos las rodillas para agacharnos. Después apretaremos la barriga y lo levantaremos cerca del cuerpo estirando las rodillas.

  • Planchar la ropa:

La tabla debe ser lo bastante alta para mantener la espalda recta y debe quedar a la altura de nuestro ombligo o un poco por encima. Mantendremos un pie elevado sobre un banco e iremos alternando el pie.

Web full img 0233

  • Barrer y fregar el suelo:

La longitud de la escoba o fregona debe ser suficiente para llegar al suelo sin inclinar la espalda. Debemos sujetar la escoba o fregona a una altura que quede entre las cadera y el pecho y mover la escoba con los brazos, sin rotar la espalda y cerca de nosotros.

  • Pasar la aspiradora:

Colocaremos la espalda derecha sin inclinarse, con una pierna delante y la otra detrás.

Si hay que agacharse para pasar la aspiradora por debajo de un mueble, deberemos agacharnos doblando y apoyando una de las rodillas en el suelo.

Web full img 0250

  • Limpiar los cristales:

Limpiaremos a un nivel que quede entre el pecho y los ojos por lo que si está demasiado alto habrá que subirse a una escalera. Apoyaremos la mano libre en el marco de la ventana a la altura del hombro, el brazo que limpie con el codo doblado y la pierna del lado de la mano que limpie hacia delante. Hay que ir variando el pie que colocamos adelantado.

  • Hacer las camas:

Para someter las sabanas, mantas… situarse frente a ese lado o esquina. Deberemos agacharnos doblando las rodillas y no la espalda. Si la cama está al lado de la pared separar ese lado para poder proceder como hemos descrito anteriormente.

Todas ellas son tareas que tenemos que realizar habitualmente por lo que una buena higiene postural nos evitará terminar de limpiar con dolor de todo el cuerpo, además hacerlas bien o mal requieren el mismo trabajo, así que ¿tú qué eliges?winkwink

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información