Galletas de calabaza.

Entramos en el mes de la noche del Samaín, o como se conoce en otros lugares, en la noche de Halloween. En el artículo "Estiramientos de espalda en Halloween" ya os hemos contado la historia de esta noche tan terrorífica (si no lo has leído te lo recomendamos, en él encontrarás además una serie de estiramentos monstruosos).

Hoy vamos a hablar del producto fantasma de estas fechas: la calabaza.

Hay gran variedad de calabazas aptas para el consumo, y hay que decir que todas están exquisitas. Algunos de sus beneficios son:

  • Presenta gran cantidad de minerales (potasio, fósforo, magnesio, hierro, cinc) y vitaminas (betacarotenos, vitaminas del grupo B, c, E) pero muy pocas calorías.
  • Por su contenido en vit C, E y betacarotenos es un buen antioxidante y mejora la salud ocular.
  • Mejora el estado cardiovascular, urinario y digestivo.
  • Ayuda a mejorar el sistema inmune.
  • Las semillas de la calabaza contienen triptófano, que ayuda a relajar el siustema nervioso y a luchar contra el imsomnio.

La calabaza tiene muchos usos en la cocina, ya que se puede utilizar para la realización de platos salados y dulces. Hoy vamos a preparar un postre aterrador para la noche de Samaín, ¿empezamos?

Web full img 20191014 095435

Ingredientes:

  • 50g de aceite de oliva.
  • 50g de panela.
  • 100g de harina (de trigo, integral, de maíz, de arroz, de avena...).
  • 1 cucharada de canela.
  • 1 chorro de esencia de vainilla.
  • Gasificantes. (Ácido y base).
  • Chocolate que previamente habremos partido en trocitos pequeños formando pepitas de chocolate (nosotras usamos del 80%).
  • 50g de puré de calabaza (calabaza hervida durante 20 minutos y triturada al enfriar).

Web full img 20191013 225940

Preparación:

Primero mezclamos el aceite y la panela y vamos removiendo, añadimos el puré de calabaza, sin dejar de remover, después la harina, canela, esencia de vainilla y los gasificantes y por último las pepitas de chocolate.

Cuando se forme una masa homogénea lo dejamos en un tarro, lo cobrimos con un paño sin que toque la mezcla, y lo metemos en la nevera al menos durante una hora.

Después hacemos bolas con la masa (con harina en las manos para que no se pegue la masa) y las ponemos en una bandeja de horno, aplanándolas.

Metemos la bandeja al horno precalentado a 180° durante 20 minutos y, ¡galletas listas para disfrutar de la noche más fantasmagórica del año! Te podemos asegurar que, ¡están de muerte!

 

Web full img 20191016 132541

También podemos colocar las pepitas de chocolate haciendo dibujos como caritas sonrientes antes de meterlas al horno, ¿os gusta el resultado?

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información