Conoce y aprende a tratar la coccigodinia.

La coccigodinia es el dolor producido en la zona del coxis (extremo más inferior de la columna vertebral) , debido a una lesión en el propio coxis y/o, la articulación sacrococcígea y sus músculos; o debido a otra lesión como puede ser un problema en otro área de la columna vertebral.

Es una afección bastante común, sobre todo en mujeres de mediana edad (20-50 años), que puede provocar un dolor leve o incluso llegar a limitar las tareas cotidianas, laborales y deportivas.

Sus síntomas más frecuentes son:

  • Dolor, que se acentúa o aparece al estar sentado (sobre todo en superficies blandas, ya que en las duras el peso del cuerpo sobrecae en los isquiones y no en el coxis), al pasar de sentado a estar de pie.
  • Aumento de la sensibilidad al tocar la zona del coxis.

Las causas más frecuentes de la coccigodinia son:

  • Períodos largos sentados, sobre todo en malas posturas. En estos casos normalmente el dolor cesa al cambiar de postura en poco tiempo.
  • Un traumatismo como una caída de nalgas o un golpe o múltiples microtraumatismos como puede suceder en el caso de personas obesas que se sienten y levanten constantemente.
  • Partos complicados.
  • Secundario a enfermedades o lesiones como la artritis, lumbalgias crónicas, problemas vasculares (hemorroides…), patologías viscerales (fístulas…)...
  • Aumento en el tono de la musculatura del suelo pélvico.
  • Subluxación anterior del coxis (punta final del coxis se desplaza hacia arriba y hacia delante,) o subluxación posterior (la punta se desplaza hacia atrás y hacia abajo, abriendo el ángulo que forma con el sacro).

Es importante tratar la coccigodinia lo antes posible para evitar complicaciones y su cronicidad. 

El tratamiento dependerá de cada caso, por lo que debemos acudir a un fisioterapeuta que decidirá cuáles son las técnicas más adecuadas para nuestro caso particular.

  • Crioterapia: aplicación de hielo en la zona.
  • Posturas antiálgicas: al sentánre habrá que colocarse sobre un flotador e inclinando el tronco hacia delante.
  • Manipulación manual: movilizaciones del coxis si es necesario, siempre realizado por un fisioterapeuta.
  • Relajación de la musculatura del suelo pélvico, glúteos, piramidal, aductores, piriforme y de la zona sacrococcígea mediante masaje y estiramientos. A continuación os mostramos una serie de estiramientos: 

Web full img 20191007 111139

  • Boca arriba con la espalda estirada hacia atrás exhalamos llevando las piernas hacia el pecho agarrándolas con las manos. Mantenemos al menos 10 respiraciones y podemos balancear la espalda de un lado al otro.

Web full img 20191007 111005

  • Boca arriba, colocando un pie a nivel del muslo contrario, que agarrarnos llevándolo al pecho. Mantenemos durante 10 respiraciones y cambiamos de pierna. Si no conseguimos agarrar el muslo con las manos lo llevaremos hacia el pecho apurando la punta del pie.

Web full img 20191007 111024

  • Boca arriba, juntamos las plantas de los pies y dejamos caer las rodillas hacia los lados. Al exhalar presionamos desde las rodillas al suelo y mantenemos durante 10 respiraciones.

Web full img 20191007 111041

  • Sentado, con la espalda estirada hacia arriba sin encorvarla durante el ejercicio, vamos a juntar las plantas de los pies y dejamos caer las rodillas dobladas hacia abajo. Inclinamos el cuerpo hacia delante y mantenemos durante 10 respiraciones.
  • Fortalecimiento de suelo pélvico, aductores y glúteos (cuando lesión lo permita). A continuación os mostramos una serie de ejercicios: 

Web full img 20191007 111157

  • Tumbado boca arriba, con la espalda estirada hacia atrás y las rodillas dobladas con las plantas de los pies en el suelo separadas a la anchura de las caderas. exhalamos apretando la barriga y llevando el ombligo hacia las vértebras, inhalamos relajando. Realizamos series de 5 o 10 repeticiones. 
  • Ejercicios de fortalecimiento de suelo pélvico que podéis ver en el artículo "Ejercicios de Kegel".

Web full img 20191007 111309

  • Sentado, con la espalda estirada hacia arriba y las rodillas dobladas con los pies en el suelo y un cojín o toalla entre las rodillas. Exhalar apretando con las rodillas e Inhalar relajando. Realizamos series de 5 o 10 repeticiones. 

Web full img 20191007 111217

 

  • De pie, con las piernas separadas a la anchura de las caderas y la espalda estirada, apoyada en una pared. Exhalar bajando, doblando las rodillas hasta 90° de rodillas máximo, e Inhalar subiendo. Realizamos series de 5 o 10 repeticiones. 

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información