Calambres musculares: qué son, cómo prevenirlos y cómo actuar ante ellos.

17/01/2019 | Prevención

¿Quién de vosotros no ha tenido que parar en medio de un partido de fútbol por un calambre en las piernas?, o, ¿quién no se ha despertado a media noche rabioso de dolor en el gemelo con una sensación de que se lo están arrancando?

Hoy vamos a hablar sobre los temidos calambres para aprender a prevenirlos y a actuar en caso de que se produzcan.

Un calambre es una contracción involuntaria que cursa con dolor y que provoca una impotencia funcional momentánea, que suele durar unos segundos o minutos, y que si se prolonga en el tiempo puede llegar a producir contractura muscular.

Durante el calambre se producen dolor y espasmos musculares debido a un aumento de la actividad de la placa motora del nervio.

Causas:

Su causa puede ser muy variada:

  • Fatiga muscular.
  • Deshidratación.
  • Disminución de electrolitos.
  • Factores genéticos.
  • Estar asociado a alguna enfermedad, medicamentos o al embarazo.

Web full img 20190114 124557

Prevención:

Lo más importante es la prevención para lo que deberemos centrarnos en un correcto entrenamiento, una buena nutrición y en tratamiento de fisioterapia.

1 - Realizaremos un correcto entrenamiento:

  • Buen gesto deportivo, ergonomía y correcto material.
  • Estiramientos antes y después de hacer ejercicio.
  • Buen calentamiento y vuelta a la calma.
  • Empezaremos un nuevo ejercicio o aumentaremos el nivel de otro que ya estemos realizando de manera progresiva.

2 - Es importante una buena nutrición diaria que aporte los nutrientes necesarios y una correcta hidratación, aumentándola en caso de la realización de ejercicio físico.

3 - La fisioterapia nos va a ayudar a prevenir estos calambres con la realización de técnicas como masajes para descargar las zonas más sobrecargadas.

Tratamiento:

En el momento de estar sufriendo un calambre deberemos parar cualquier actividad física que estemos realizando, y empezar a masajear suavemente y estirar el músculo. Además nuestro estado mejorará si nos hidratamos y nutrimos correctamente aumentando nuestro glucógeno, por lo que recomendamos llevar a todos nuestros entrenamientos una botella de agua y una pieza de fruta. Cuando cese el calambre podemos acudir a un fisioterapeuta para mejorar el estado de nuestros músculos (eliminar sobrecargas, contracturas etc).

En la práctica deportiva, igual que en la vida diaria, pueden ir surgiendo diferentes contratiempos que debemos conocer para poder hacerles frente.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información